__Nov 19 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


LLEVA LA CREADORA MEXICANA PALOMA TORRES SU VISIÓN DE LA CIUDAD DE MÉXICO A PARÍS

México, ciudad de-construcción es un retrato del DF, en el que recrea sus calles y edificios como un gran tejido urbano

2014-08-27 23:29:33.-
La mirada curiosa de la creadora mexicana Paloma Torres, capaz de encontrar belleza en los paisajes urbanos más caóticos, será apreciada en París, Francia, a través de la exposición México, ciudad de-construcción, integrada por textiles, fotografías y esculturas, que serán exhibidas en el Instituto Cultural de México, del 5 de septiembre al 8 de octubre de 2014.
Paloma Torres (Ciudad de México, 1960), quien actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores del Fonca del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, cuenta en entrevista que la exposición México, ciudad de-construcción, surgió a partir de una serie de imágenes que registró mientras realizaba la exposición Horizontes fragmentados, presentada en el Museo Amparo de la ciudad de Puebla, con imágenes sobre la construcción del segundo piso del Periférico en el Distrito Federal, el cual está a un par de calles de su estudio de trabajo.
En esa misma época tuvo la oportunidad de hacer una serie de fotografías aéreas de la Ciudad de México. Cada vez que registraba estas imágenes visualizaba la idea de que esta aglomeración de construcciones se convertía en un gran tapiz que cubre al Valle de México, por lo que decidí comenzar a trabajar con el textil y traducir estas imágenes para que realmente fueran los tapices que yo veía sobre la ciudad.
La exposición México, ciudad de-construcción se presentó por primera ocasión en Berlín, Alemania, en 2013. Está integrada por un gobelino de 240x360 centímetros, tres tapices en fieltro de 120x180, 29 fotografías impresas y 15 esculturas de pequeño formato que ahora serán exhibidas en París, ciudad donde Paloma Torres realizó una residencia artística en el 2000.
La constante en mi trabajo ha sido el paisaje urbano, porque vivo en una urbe. La ciudad es el jardín que me corresponde, es mi bosque, mi espacio exterior que tiene que ver con todo. Cuando voy por la calle y veo las trabes, las varillas, las cimbras, me gusta mucho. He aprendido a querer a la Ciudad de México a través de todos esos elementos, a partir de cosas que pueden ser muy desagradables para algunos, pero para mí son como las flores de la ciudad, como los árboles, señala.
La obra de Paloma Torres forma parte de diversas colecciones públicas y particulares, como el Museo de Young, de San Francisco, California; el Museo de Arte de Cerámica Mexicana, Fuping, Shaanxi (China); la Fundación Daniela Chappard, Caracas, Venezuela; el Museo de Arte Moderno, Ciudad de México; y el Museo de Arte Abstracto Manuel Felguérez, Zacatecas, entre otros.
A decir de la creadora plástica, ser parte de una familia de arquitectos le permitió apreciar los espacios urbanos. Vivimos en una ciudad con un ruido visual impresionante, no tenemos donde desarrollarnos porque vivimos hacinados. Tenemos que procurarnos espacios adecuados. Pero también hay que aprender de ese caos. A veces nos bloqueamos y no vemos más que lo terrible. Cuando aprendemos a ver esa parte maravillosa que tiene la ciudad, como de redención, los espacios más terribles -como un deshuesadero o un relleno sanitario-, entiendes que también existe la belleza dentro de todo eso.
El gobelino que forma parte de la exposición México, ciudad de-construcción refleja una vista aérea de la delegación Iztapalapa, una de las zonas densamente pobladas que se encuentra al oriente del Distrito Federal. Los demás textiles también son una reinterpretación de fotografías captadas por la artista durante los trabajos de construcción de la Línea 12 del Metro.
En esa ocasión pude meterme a las entrañas de la ciudad en la que siempre he vivido y conocer su funcionamiento desde adentro. Sería como un viaje de arqueología contemporánea, sobre hallazgos y tecnología de punta, además de tener oportunidad de ser testigo de la realización de una obra tan contundente de la cual pocos ciudadanos del Distrito Federal han tenido la oportunidad de vivir.
El maestro Francisco Toledo vio este gobelino y me invitó a realizar cuatro tapices en el taller de afelpado del Centro de las Artes de San Agustín Etla, Oaxaca. Ya que estábamos hablando de una técnica diametralmente opuesta a la del gobelino, pensé que las imágenes de la Línea 12 del Metro serían las más apropiadas para trabajar en este taller, explicó la creadora.
Toda la obra que forma parte de la exposición México, ciudad de-construcción representa el inicio de una nueva serie de piezas donde la creadora trabaja y explora con nuevos materiales, pero siempre tomando como punto de partida los temas que conforman su producción artística: la ciudad y sus elementos constructivos como parte de una naturaleza transformada.
A mí me interesa mostrar lo que es la Ciudad de México. Que sí es caótica, que sí puede ser insegura en algunos momentos, pero es maravillosa, una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, puntualizó Paloma Torres.
La muestra México, ciudad de-construcción se presentará en Francia con el apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, la Secretaría de Relaciones Exteriores, la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Secretaría de Educación Pública.

Más noticias de esta edición