__Sep 25 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


CON SU VIOLÍN, RYU GOTO BUSCARÁ EL EQUILIBRIO ENTRE LO QUE SE TOCA Y LO QUE SE QUIERE ESCUCHAR

El músico neoyorquino de origen japonés regresará a México para interpretar a Gluck, Paganini y Brahms

2014-09-22 22:31:56.-
Emocionado por regresar a México para tocar su violín -ya lo ha hecho en la Ciudad de México, Monterrey y Cancún-, el músico neoyorquino Ryu Goto buscará una conexión con el público que asista a la edición 42 del Festival Internacional Cervantino, en Guanajuato. Su estrategia, dice a través de una videoconferencia, es lograr un equilibrio entre lo que se toca y lo que se quiere escuchar. Es algo parecido a ser un DJ, sobre todo a la hora de estructurar un programa, hay que integrar lo que la gente espera y lo que uno puede ofrecer.
Ryu Goto (Nueva York, 1988) es un músico de familia japonesa (hermano menor de Midori Goto, también considerada una extraordinaria violinista) ha sido aclamado por la crítica internacional por su madurez artística, técnica impecable y capacidad para transmitir el pensamiento de los grandes maestros, de Vivaldi, Paganini y Beethoven a Ravel, Prokófiev y Takemitsu.
Es un joven de 26 años graduado en física por la Universidad de Harvard y es considerado una de las figuras más relevantes y prometedoras de la música clásica. Inició su carrera a los 7 años de edad, cuando debutó en el Festival de Música del Pacífico, en Sapporo, Japón, interpretando el Concierto Nº 1 para violín, de Paganini. Desde entonces se ha presentado como solista con orquestas de calidad indiscutible, como la Filarmónica de Munich, la Sinfonia Varsovia, la Filarmónica de Londres o la Sinfónica de Viena. Ha sido dirigido por maestros de la talla de Lorin Maazel, Tan Dun, Vladimir Ashkenazy, Fabio Luisi, Myung-Whun Chung y Jakob Haufa.
Durante su participación en el Festival Internacional Cervantino ofrecerá dos conciertos: el primero el jueves 23 de octubre en el Teatro Juárez, acompañado por la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG), con la cual tocará la obertura de la ópera Ifigenia en Aulis, de Gluck; el Concierto para violín y orquesta en re mayor, Op. 6, de Paganini, y la Sinfonía no. 2, de Brahms.
El segundo concierto será el sábado 25 de octubre en el Auditorio Matero Herrera del Forum Cultural Guanajuato, ubicado en la ciudad de León. Ahí estará acompañado por el pianista Fernando Saint Martín, por lo que se considera un concierto más íntimo. Me gusta ofrecer esos contrastes cuando voy por primera vez a una ciudad.
Sobre el programa con la OSUG, bajo la batuta de Juan Pablo Izquierdo, director invitado, el músico señaló que el Concierto para violín y orquesta en re mayor, Op.6, de Paganini, es uno de los más difíciles, pero que es una buena obra para conectarse con el público, porque es excitante, rápido e impresionante.
Paganini es un compositor muy técnico, teóricamente es un reto, pero también muy divertido, porque tiene grandes melodías que despiertan sentimientos y emociones. No me siento conectado con un solo compositor, me gustan muchos. A veces no me preocupo tanto por el significado de cada pieza, sino por los aspectos sonoros de las obras que toco. Lo que más disfruto es el sonido del violín y la orquesta en conjunto. Al final, lo que quiero es que la gente disfrute del sonido, tanto como a mí me gusta producirlo, indicó.
Acerca de la relación entre sus estudios de física y la forma de interpretar la música, el joven violinista precisó que aunque le gustaría decir que existe una relación oculta entre música y ciencia, no puede hacerlo. La razón por la que estudié física es porque está conectada con mi actitud y porque me di cuenta que me servía para comprender mejor la música.
La música está compuesta básicamente por ritmo y universo, la vida, nuestros cuerpos también tienen ritmo, por eso podemos cantar y bailar. El ritmo es un componente esencial de nuestro universo y se relaciona con el tiempo, dijo.
Algunas de las grabaciones que Ryu Goto ha realizado son: Ryu Goto (Londres, 2005) con obras de Ravel, Kreisler, Vitali, Lizt, Lutoslawski, Sinding, Ernst, Takemitsu, Paganini y Sarasate; Violin recital 2006 (Suntory Hall, Tokio, 2007), con obras de Ysaÿe, R. Strauss y J. Brahms; The four seasons (Las cuatro estaciones), de Antonio Vivaldi (Deutsche Grammophon, 2009), acompañado por la orquesta Sinfonia Varsovia; Paganiniana (Deutsche Grammophon, 2010), con obras de Beethoven, Milstein y Saint-Saens; Recital (Deutsche Grammophon, 2012), con obras de Prokófiev, Kreisler y Beethoven.

Más noticias de esta edición