__Sep 25 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


PROYECTAN EN NUEVA YORK PELÍCULA BASADA EN EL ENSAYO LAS TRAMPAS DE LA FE, DE OCTAVIO PAZ

*La película argentina Yo, la peor de todas, dirigida por María Luisa Bemberg, se exhibirá el próximo 8 de octubre, a las 19:00 horas en el Instituto Cervantes de Nueva York, como parte de la actividades que se realizan en la ciudad por el Centenario del Natalicio de Octavio Paz

2014-09-29 21:19:38.-
¿Qué revelación particular habéis tenido que lo autorice a excluir a las mujeres del conocimiento?, es la pregunta que en la película Yo, la peor de todas, lanza al obispo el personaje de Sor Juana Inés de la Cruz, cuestionamiento en el que evidencia con ello la hipocresía del sistema que la juzga y la mantiene tras las rejas.
La producción argentina, dirigida por María Luisa Bemberg está basada en el ensayo Las trampas de la fe, de Octavio Paz, y será proyectada el próximo 8 de octubre en el Instituto Cervantes de Nueva York, como parte del homenaje al Premio Nobel mexicano, que se organiza en la ciudad con los auspicios del Mexican Cultural Institute of New Yorky el Consulado General de México en esa ciudad.
La película protagonizada por Assumpta Serna, Dominique Sanda, Héctor Alterio, Lautaro Murua y Graciela Araujo, fue estrenada en 1990 y es considerada una de las adaptaciones más fascinantes del libro de Octavio Paz, además de ser una cinta de culto que en más de dos décadas ha enarbolado diversos movimientos en pro de los derechos de la mujer.
En la trama, el conflicto se desencadena cuando los altos mandos de la iglesia comienzan a mirar con malos ojos que una de sus jóvenes monjas no sólo comience a meter ideas extrañas a las alumnas, les enseñe canto y otras labores, sino que cultive expresiones como la poesía, el teatro, la filosofía y la teología.
Si no fuera mujer nada importaría, ni siquiera mis atrevimientos biológicos, afirma Sor Juana en la voz de la actriz Assumpta Serna, quien le confiere con su interpretación un dramatismo desgarrador al emblemático personaje, cuando es finalmente puesta bajo custodia por atreverse a enviar sonetos apasionados a la esposa del virrey, la marquesa de Laguna.
Durante la presentación que será realizada en el 211 de la calle 49, en Manhattan, sede del Instituto Cervantes de Nueva York, la charla introductoria correrá a cargo de la académica y activista de los derechos de la mujer, Electa Arenal quien es profesora emérita de Estudios Hispánicos y de la Mujer en la Universidad de Nueva York.
En los estudios de Electa Arenal y Virginia M. Bouvier sobre el Neptuno Alegórico, de Sor Juana Inés de la Cruz, queda de manifiesto que, aun en las obras que hizo expresamente por encargo como ésta, Sor Juana buscó la manera de introducir el tema de la condición femenina y sus cualidades intelectuales.
En el Neptuno Alegórico, Sor Juana hizo una cuidadosa selección de los elementos con que convenía componer la alabanza al nuevo virrey. Se valió de todas las referencias históricas y míticas a su alcance, pero las combinó de manera original, y destaca el hecho de que la virreina recibe, en el poema de Sor Juana, tanta atención como el virrey.
Es así como Sor Juana despliega en esas alabanzas una serie de referencias doctas que avalan la participación activa de la mujer en todos los campos.
La directora María Luisa Bemberg ha afirmado públicamente que su interés en el personaje de Sor Juana Inés de la Cruz surge de una profunda admiración por la pasión que esta mujer mostró por el conocimiento en una época donde éste estaba prohibido para las mujeres.
Me conmovieron su vigor y al mismo tiempo su soledad. Sor Juana fue una mujer que estuvo sola, con una madre analfabeta y rodeada en el convento de monjas incultas, y esto dicho sin ningún sentido peyorativo, que curaban enfermos o se dedicaban a hacer dulces, afirmó Bemberg.
La directora de la cinta afirma que a Sor Juana se le destruye en realidad por ser una mujer pensante y por una clara misoginia, algo que revela Octavio Paz con maestría en Las trampas de la fe, por ello, dijo, el público puede ver en esta cinta diálogos muy condensados en los que no existe trivialidad.
Es una película muy dura, muy dura, sin tiempos muertos, filmada de manera muy teatral. Creo que al igual que el libro de Octavio Paz, la película es una reivindicación de la mujer pensante, el retrato de una mujer, Sor Juana, que no pidió permiso y no admitió fronteras, concluyó María Luisa Bemberg.
La película Yo, la peor de todas, se exhibirá el próximo 8 de octubre, a las 19:00 horas en el Instituto Cervantes de Nueva York, como parte de las actividades que se realizan en esa ciudad por el centenario de Octavio Paz.
Más noticias de esta edición