__Sep 25 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


LLEGA EL JAZZ AL FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO CON BOBBY KAPP

El Güero Azul demostró su dominio del género acompañado por cinco músicos mexicanos

2014-10-10 22:53:23.-
Robert M. Kaplan, mejor conocido como Bobby Kapp, uno de los principales músicos de jazz en San Miguel de Allende, llegó al 42 Festival Internacional Cervantino para ofrecer una presentación de ritmo y energía.
La ex Hacienda de San Gabriel de Barrera fue el escenario donde, al mediodía de este viernes 10 de octubre, el intérprete nacido en Nueva Jersey demostró que la música es su vida, con sus alegrías, tristezas y amores.
El recorrido musical inició con una pieza a cargo de Gabriel Hernández, al piano; Jorge Manuel Bauet Torrente, en el saxofón; Víctor Monterrubio, en la batería; Adrián Flores, en el contrabajo, y Alex Guardiola, en la trompeta.
Bobby Kapp apareció en el escenario para saludar a la audiencia en inglés y en español, e interpretar El Güero Azul, sobrenombre con el que se le conoce en México, debido al color de su piel y el blues que lleva adentro.
De inmediato el público disfrutó la energía al escuchar su registro vocal, el cual lo llevó a ser semifinalista en el Concurso Internacional de Monk Thelonious, en 1998, y su ejecución de la armónica.
Después tocó el turno de Get out the town, melodía que abrió a una serie de solos de los instrumentos, en especial de la trompeta y la batería, que derivó en una fuerte serie de aplausos por parte de los asistentes.
Aspectos de nuestro país se vieron reflejados en canciones como Old Mexico y Mexico city blues, en las cuales con sensualidad y a veces con humor habla de su ciudad adoptiva desde hace varios años.
En una especie de jam session, los músicos también tuvieron oportunidad de improvisar y demostrar su dominio del género sin necesidad de arreglos previos, lo que reflejó su comunicación y entendimiento musical.
En un homenaje a Billie Holiday ejecutaron God bless the child, pieza escrita en 1939 que aborda las necesidades básicas del ser humano y la hipocresía de aquellos que creen tenerlo todo.
Para darle un toque de romance al concierto, el pionero del género avant-garde y la agrupación interpretaron una melodía de amor que arrancó con notas al piano y concluir de manera suave y armoniosa.
Antes de culminar su concierto de jazz y blues, Bobby Kapp recibió una placa como reconocimiento por su participación en el Festival Internacional Cervantino en su 42 edición.
Más noticias de esta edición