__Nov 16 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


EL FUTURO DE MÉXICO SE AVIZORA DESASTROSO SI EL EJECUTIVO FEDERAL SE OBSTINA EN SU INEFICIENCIA E INCAPACIDAD: FERNANDO CUÉLLAR REYES

Como pocas veces, el Legislativo ha puesto en sus manos recursos legales y presupuestales para generar desarrollo y ha fallado

2014-10-16 22:22:48.-
Si el gobierno federal persiste en su incapacidad e ineptitud para generar desarrollo y progreso a pesar de los recursos legales y presupuestales que el Congreso pone a su disposición, y se obstina en desviar tales recursos a los propósitos electores de su partido y en entregar los recursos naturales con la reforma energética, tal como sucedió durante pasadas administraciones priistas y panistas, el futuro para México se avizora desastroso.
Tal vaticinó el diputado Fernando Cuéllar Reyes, quien urgió al Ejecutivo Federal y sus partidos apoyadores a dar pasos firmes hacia el desarrollo de la nación, pues hasta el momento sus promesas y sus reformas estructurales sólo han redundado en desastre nacional, como sucedió en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.
Al participar ante el Pleno de la Cámara de Diputados para fijar la postura del GPPRD durante la discusión de la Ley de Ingresos de la Federación para 2015, lamentó no tener mejores noticias, pero en realidad –dijo- la economía nacional no va bien, está cuesta arriba porque enfrenta serias dificultades y en 2015 tendrá finanzas públicas débiles a causa de la reforma energética.
En tal escenario, los avances logrados en la reforma hacendaria, a propuesta del GPPRD –como el hecho de que quienes más ganan paguen más y el que las actividades especulativas (que nada abonan al progreso del país y, en cambio, lo saquen), también tributen-, serán instrumento clave a disposición del gobierno para enfrentar un futuro adverso.
En todo momento fuimos propositivos. En esta ocasión se ha logrado corregir lo que durante al menos cuatro décadas se ha buscado: contamos con un equilibrio presupuestal -a pesar del escenario económico complejo- que prepondera un equilibrio, aunque sea frágil, y sigue abonando a la fortaleza económica del país.
Advirtió que los recursos y normas que una vez más se ponen a disposición del Ejecutivo en la propuesta de Ley de Ingresos no son un cheque en blanco para que se beneficie, pues aunque también requiere de compromisos para disminuir los altos gastos fiscales que merman los ingresos federales y para blindar los recursos de desviaciones electorales, también incluye controles.
Debemos asegurarnos que los recursos que hoy votaremos se destinen al desarrollo del país, a mejorar la infraestructura y al gasto social en educación, ciencia, tecnología, salud y seguridad, dijo y advirtió que el GPPRD, aunque prioriza el diálogo y la propuesta, también será crítico durante la ejecución del gasto.
Informó que el GPPRD, tal como sucedió en 2013 para la Ley de Ingreso de 2014 al evitar la aplicación del Impuesto al Valor Agregado IVA) en alimentos y medicinas, consiguió que para 2015 no se creen más gravámenes, que los existentes se usen de la mejor forma, que paguen más los que más tienen y que se eliminen los estímulos que favorecen a los grandes empresarios.
Lo demás será tarea y responsabilidad del Ejecutivo, señaló y confió en que éste actúe para atender las demandas sociales, impulsar el desarrollo del país y propiciar la distribución de la riqueza nacional, lo que al momento no ha logrado a pesar de que esta Legislatura, como en pocas ocasiones, le dotó de las herramientas necesarias para mejorar la situación social y económica.
Apuntó que, en efecto, se hicieron reformas estructurales importantes, pero éstas, si no se corrigen, perjudicarán a la mayoría de la población, como la reforma energética que terminará por vender los recursos naturales del país.
Insistió en que hasta el momento, el actual Ejecutivo no propicia desarrollo, progreso ni distribución de la riqueza porque el modelo neoliberal que impone e impusieron sus antecesores desde hace más de 30 años provocó el desaprovechamiento de las oportunidades y ventajas competitivas del país para generar crecimiento y, en cambio, le causó más pobreza, desempleo e inseguridad.
Estamos en un punto de inflexión donde puede generarse un futuro desastroso en el país como lo ocurrido durante las reformas transformadoras implementadas por Salinas de Gortari, o bien en un futuro optimista, con claros cambios y pasos firmes hacia el desarrollo, pero esto depende del gobierno y su capacidad para materializar los avances que hasta el momento sólo han quedado en letras, advirtió.
Más noticias de esta edición