__Sep 24 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


De enero a agosto subejerció 120 mil millones de pesos a pesar de un incremento en la recaudación por casi la misma cantidad

De enero a agosto subejerció 120 mil millones de pesos a pesar de un incremento en la recaudación por casi la misma cantidad

2014-10-16 22:26:09.-
Al refrendar el compromiso del GPPRD para acordar y consensar un ingreso federal para 2014 responsable y basado en la progresividad fiscal para destinarlo a un gasto oportuno, transparente, ordenado y legal, el diputado Carol Antonio Altamirano criticó la ineficiencia e ineptitud del gobierno al ejercer los dineros que la población pone a su disposición.
Durante su intervención ante el Pleno de la Cámara de Diputados donde se discutió la Ley de Ingresos para 2015, consideró una burla del Ejecutivo su obstinación en sub ejercer presupuesto o destinarlo a otros fines diferentes a los aprobados por los legisladores.
Consideró inaceptable tal subejercicio -que para agosto ascendía ya a 120 mil millones de pesos-, pues constituye un error precisamente cuando la economía nacional requiere impulso y representa un daño para aquellas regiones donde el gasto autorizado no llega porque el gobierno simplemente no hace su trabajo.
Qué pena que cuando el país requiere eficiencia, encontremos burocracia y falta de resultados, dijo y calificó como ofensivo que en un país de pobres se pague un avión de lujo para uso del Presidente por mil 700 millones de pesos.
Tachó de inaudito que el conjunto del gasto en seguridad –incluido el de la Procuraduría General de la República y los de las secretarías de Gobernación, Defensa y Marina Armada de México– crezca hasta sumar 193 mil millones de pesos sin dar más resultados que el aumento en la impunidad, la inseguridad y la violencia por la aplicación de políticas incorrectas.
Vergüenza nos debería dar que los jóvenes del Politécnico nos recuerden que este país no invierte en educación, ciencia y tecnología, enfatizó.
Aunque lamentó la ineficiencia del gobierno por no ejercer el gasto con oportunidad aun cuando tiene los instrumentos necesarios a su alcance, señaló que este año como el anterior –cuando se aprobó la reforma hacendaria-, el GPPRD mantendrá su actitud responsable y por ello vota a favor de una Ley de Ingresos consensuada entre todos los grupos parlamentarios para 2015.
La reforma hacendaria del año pasado –dijo- dio un paso en la dirección correcta al enfrentar los privilegios de los acaudalados y al lograr un aumento de 117 mil millones de pesos por cobro de impuestos, lo que permite al país enfrentar la caída de ingresos por venta de petróleo, evitar una crisis, recortar el presupuesto y un subejercicio mayor al que ya perpetra el gobierno federal.
En este sentido, apuntó que la Ley de Ingresos para 2015 mantiene la progresividad fiscal, con lo que, entre otras cosas, se logrará un aumento en el ingreso público por 25 mil millones de pesos sin aumentar impuesto alguno, pues se logró que el gobierno sacara dinero de sus cajones y corrigiera proyecciones para financiar un mayor gasto a pesar de la previsible disminución de ingresos por petróleo.
Así, por ejemplo, enfrenta nuevamente la elusión y evasión fiscal. En el artículo 16 del dictamen se acotó la adición de beneficios fiscales nuevos a casos con un sentido económico y social claro. Así se darán apoyos a la contratación de discapacitados, al pago de las participaciones de utilidades, al desarrollo del cine mexicano y al uso de comprobantes digitales.
En complemento, el artículo octavo transitorio estableció que el Ejecutivo no podrá dar estímulos fiscales sin justificarlos. Ahora tendrá que explicar trimestralmente el impacto económico y los beneficios sociales. Así habrá transparencia y el Congreso podrá saber cuánto es lo que se deja de recaudar y que sector será el beneficiado.
Refutó la versión según la cual la reforma hacendaria del año pasado fue causante del freno económico y de la caída del consumo, ya que la recaudación por Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) no petroleros, por ejemplo, aumentó 51.9 por ciento en el periodo enero-agosto.
Por otra parte, el transitorio séptimo del dictamen para 2015 actualiza los ingresos para todas las entidades por venta de gasolina, pero sin incluir ningún incremento adicional a lo establecido en la Ley. Es un acto de justicia porque desde 2008 la inflación había consumido ese recurso; se logra un beneficio que será de aproximadamente mil millones durante 3 años, puntualizó.
Finalmente, confió en que el gobierno federal, su partido y sus aliados cumplan de inmediato sus compromisos de ejercer el gasto con transparencia, orden, legalidad -en particular los referentes al ramo 23 (provisiones salariales y económicas)- y certeza, pues la carencia de estas cualidades es lo que da lugar a la discrecionalidad y la corrupción.
Si de verdad queremos que eso acabe, tenemos que atenernos a la legalidad. Si el gasto tiene reglas claras, certeza en los procedimientos, plazos y calendarios, todos ganamos. Debemos tener certeza, y en su caso posibilidad de sanción a cualquier autoridad, sea federal, estatal o municipal, que tuerza o retrase el gasto aprobado por la Cámara de Diputados, señaló.
Más noticias de esta edición