__Nov 20 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


61 ANIVERSARIO DEL SUFRAGIO DE LAS MUJERES EN MÉXICO. ES TIEMPO DE TRANSITAR A LA PARIDAD REAL.

2014-10-18 02:02:56.-
En el marco de la conmemoración del 61 Aniversario del Sufragio de las Mujeres en México, fecha que se reconoció a las mujeres su condición de ciudadanas y, por lo tanto, el derecho a votar y ser electas, el GP-PRD reconoce la lucha por los derechos políticos de las mujeres y reivindica su ciudadanía plena e igualitaria, desde donde seguimos construyendo la democracia.
Para el PRD, el reconocimiento del derecho al sufragio de las mujeres representa una conquista histórica, cuyas protagonistas han sido las propias mujeres. Es también un paso fundamental en el camino hacia la igualdad sustantiva y un abono a la gran deuda con los derechos humanos de las mujeres, una deuda que todavía permanece vigente.
La izquierda reconoce el papel estratégico de las mujeres en este camino hacia la democracia mexicana, reconoce el valor de las sufragistas que a golpe de voluntad, razón y tenacidad vencieron los prejuicios de una clase política encumbrada en el androcentrismo, empeñada en soterrar la virtuosa capacidad de las mujeres para el oficio político.
Hoy la igualdad nos rige como un principio constitucional que ampara y protege los derechos políticos de las mujeres; sin embargo, en la izquierda sabemos que ese reconocimiento formal no ha bastado para reconstruir esa ciudadanía mutilada por la desigualdad, tampoco ha sido suficiente para cambiar en el imaginario de la clase política esa resistencia a concebir a las mujeres como ciudadanas equivalentes, con los mismos derechos, las mismas capacidades y las mismas obligaciones.
Por eso, en el marco de la conmemoración del 61 Aniversario del Sufragio Femenino en México, el Grupo Parlamentario del PRD también reconoce que el derecho a votar y ser electas no es suficiente, si éste no va a acompañado de las condiciones que permitan a las mujeres incorporarse a los espacios públicos en igualdad, sin discriminación ni violencia.
Para el PRD es lamentable que aun cuando observamos un crecimiento constante de participación de las mujeres en puestos de la administración pública, el aumento no ha sido cualitativo y no hemos logrado superar la subrepresentación de las mujeres en los espacios institucionales de toma de decisiones.
Aun cuando el Congreso de la Unión registra hoy una representación inédita de legisladoras; apenas contamos con 184 diputadas de 500 y 42 senadoras de 128, que representan el 36.8% y el 33% del total respectivamente; lo que refleja que la representación de las mujeres no es directamente proporcional al 51.8% que refleja el padrón electoral.
El reconocimiento ha sido, pues, a cuenta gotas; no es de extrañar que aún existe una amplia brecha de desigualdad en la participación de las mujeres en todo lo que se refiere al ámbito público; por ello la igualdad política entre mujeres y hombres ha sido un tema prioritario en la agenda del GP-PRD en la Cámara de Diputados.
Desde la izquierda, hemos impulsado las modificaciones jurídicas para cerrar esa brecha, hemos desafiado a quienes todavía pretenden marginar a las mujeres de lo público y de un plumazo excluirlas del lenguaje y de las decisiones políticas, como si no les asistiera el derecho humano a incidir en el rumbo del país.
Como principal impulsor de las cuotas de género para transitar a la paridad que plasmada constitucional, el PRD ha acompañado la lucha de las mujeres para ocupar y ejercer plenamente las labores propias de los espacios políticos que les corresponden, y así lo seguirá haciendo.
La reciente reforma constitucional al artículo 41 en materia electoral dio pauta a la creación de nuevas reglas del juego electoral, por ello, desde la izquierda, seguiremos abonando para que las mujeres transiten exitosamente por la ruta de la paridad formal, para que sean las ganadoras en este nuevo paradigma, que nos enfrenta a ese viejo anhelo de 1945, cuando la Declaración Universal de Derechos Humanos estableció en el derecho de todas las personas a participar en el gobierno de su país.
Este día, el GP-PRD asume un compromiso claro para, desde nuestra institución política, derribar los prejuicios históricos que cuestionan la capacidad de las mujeres en la política; abonar a la construcción de una ciudadanía de las mujeres que favorezca el involucramiento para la toma de decisiones, y seguir promoviendo la capacitación de las mujeres y la formación de liderazgos.
Además, mantenemos una clara agenda legislativa:
Paridad en los órganos de dirección de los partidos políticos y en todo cuerpo decisorio.
Paridad en los cargos de decisión en los órganos electorales, tanto administrativos como jurisdiccionales.
Recursos equivalentes para pre-campañas y campañas electorales de mujeres y hombres.
Distribución igualitaria de tiempos en medios de comunicación para mujeres y hombres durante las campañas electorales.
Tipificación como delito el acoso y la violencia contra las mujeres en el ámbito político.
Incorporación de la perspectiva de género en el trabajo parlamentario.
Armonización legislativa en las Constituciones y leyes electorales de las entidades federativas del país.
Fortalecimiento del derecho de las mujeres indígenas a elegir y ser electas.
En el marco de esta fecha conmemorativa, hacemos un recordatorio público para que no se olvide que la paridad, el ejercicio del derecho al sufragio libre y a la ciudadanía plena de las mujeres, son factores indispensables para transitar hacia una democracia de género que fortalezca una política efectiva de igualdad de oportunidades y que además garantice el disfrute de los derechos y libertades para todas y todos.
¡Paridad es Igualdad, Igualdad es nuestro derecho y tenemos derecho a tener derechos!
Más noticias de esta edición