__Sep 23 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


GUERRÓN EN LA IDA

Con gol de Joffre Guerrón, Tigres toma ventaja de 1-0 sobre América en la ida de la Gran Final del Apertura 2014. La vuelta, en el Azteca

2014-12-11 23:05:15.-
La última erupción en el año del volcán más famoso de Nuevo León no podía pasar desapercibida. Un sacrificio de plumas y de líderes se escenificó en el Estadio Universitario, sede de una batalla poco espectacular, pero sí con tintes de guerra, de esas que solamente se dan cuando hay de por medio una corona.
Joffre Guerrón se alzó como el héroe de la tribu en el volcán Regiomontano. El ecuatoriano anotó el gol que le da a Tigres la ventaja de 1-0 sobre América en la Gran Final del Apertura 2014. La ida fue lo presupuestado, poco especáculo y mucha disputa, terreno fértil para los técnicos Ricardo Ferretti y Antonio Mohamed.
Si bien las emociones fueron contadas, este capítulo de ida no hizo más que recordar las aristas que a veces tiene el futbol (máxime la Liga MX). Tigres se despidió de su afición en 2014 con el triunfo particular más importante de un año que presenció cómo la afición felina pedía la cabeza del Tuca Ferretti a inicios del Apertura. Una pequeña crisis de resultados, aunada al tema de Alan Pulido hizo que fanáticos de Tigres recordaran los malos pasos de su estratega. Hoy, todo eso quedó en un pasado sepultado en lava volcánica.
Tigres fue más desde que inició el partido. Con un ataque ambiguo en lo táctico pero sólido en su convicción, Gerardo Lugo, Damián Álvarez y Joffre Guerrón serían los encargados de desestabilizar a la zaga capitalina, que no mostraba señales de desconcierto, a pesar de que el Enano Álvarez amenazó con un par de tiros, uno de ellos muy peligroso en el área a los 35.
Los visitantes observaban casi como comparsa el juego hipnotizante de Tigres. Para el segundo tiempo, América adelantó líneas tímidamente, pero sin arriesgar de más. Las tarjetas amarillas empezaban a caer en racimo y Osvaldo Martínez sería una de las víctimas de esta tendencia al ceder su lugar a José Daniel Guerrero a los 59 a medida que los norteños se agigantaban en su propio terreno.
A los 64 llegó el momento que todo el conjunto universitario esperaba. Semanas y meses de relativa amargura cobraban sentido con un balón elevado de Damián Álvarez que Joffre Guerrón alcanzó con un salto épico. La esférica acabó en las redes para llevar a todo el volcán a un estado de gracia gracias a una jugada planeada magistralmente.
Ironías, consecuencias en el futbol. El juvenil Ventura Alvarado dejó pasar a Damián Álvarez para el gol en una acción en la que Paul Aguilar bien pudo estornudar en el lugar donde se encontrara para ver el compromiso. Tigres y el Tuca dieron cátedra de cómo jugar con un estilo dominado y ganar recién el primer partido de Liguilla, el más importante.
Incluso Ferretti mantuvo a su once inicial hasta que faltaban dos minutos para cerrar el cronómetro oficialmente. Es solamente un gol, pero las Águilas del América tienen una piedra que pesa mucho más que la anotación de Guerrón. La paciencia, el temple y la inteligencia del líder de la competencia, que buscará recoger sus plumas para la vuelta, cuando el Estadio Azteca reciba a los dos equipos que buscarán ocupar el trono de León. Otro guerrón se avecina.
Más noticias de esta edición