__Sep 18 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


A NIVEL MUNDIAL, AL MENOS 53 MILLONES DE PERSONAS SE EMPLEAN EN EL TRABAJO DOMÉSTICO: OIT

94% de quienes se ocupan en trabajos domésticos son mujeres jóvenes de origen campesino o indígenas que emigran de los estados más pobres del país

2015-03-28 13:50:57.-
En el marco del Día Internacional de la Trabajadora del Hogar, que se conmemora el 30 de marzo, la diputada Verónica Juárez Piña, reconoció a quienes se emplean en el servicio doméstico remunerado, por el valioso aporte social que esta actividad representa para las familias mexicanas.
Si bien estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el número de trabajadoras y trabajadores domésticos a nivel mundial es de al menos 53 millones, esta se cifra resulta incierta debido a que este tipo de trabajo se realiza a menudo de forma clandestina y sin marco legal, el total podría rebasar los 100 millones de personas.
Señaló que el 94% de quienes se ocupan en trabajos domésticos son mujeres, generalmente jóvenes de origen rural que emigran de los estados más pobres del país. El trabajo doméstico remunerado sigue siendo marginado y con fuertes elementos de racismo y exclusión social.
Denunció que datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México del Consejo Nacional para Prevenir y Erradicar la Discriminación (Conapred), señalan que la tercera parte de las personas que desempeñan trabajos domésticos reciben salario bajo, el 34% de ellas recibe hasta un salario mínimo y 42% entre uno y dos salarios mínimos; seis de cada diez no tienen vacaciones y casi la mitad no recibe aguinaldo. Por si estas cifras no fueran suficientes denunció que ocho de cada diez trabajadoras del hogar no cuenta con ningún tipo de seguridad social.
Resaltó que las mujeres que realizan el trabajo remunerado en el hogar forman parte de un gremio que se caracteriza por su gran desventaja social y económica, así como por la violación reiterada de sus derechos humanos y laborales. Esto nos plantea que no son respetados sus derechos mínimos, mucho menos son reconocidos y otorgadas retribuciones como el aguinaldo, vacaciones, gastos médicos, incapacidades por enfermedad o pago de horas extras de trabajo, ya que su jornada laboral depende de las necesidades patronales.
Se trata de un tema que peligrosamente involucra a niñas, niños y adolescentes, quienes se ven comprometidos en el servicio doméstico, y que en mucho otros casos se convierten en víctimas de explotación. A quienes se les vulnera principalmente su derecho a la educación, ya que las horas de trabajo de estas niñas, niños y adolescentes, en muchas ocasiones son prioritarias a sus horas de escuela, dijo la presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados.
Por otra parte, en grandes sectores de nuestra sociedad persiste la creencia de que el trabajo en el servicio doméstico es -en el caso de las niñas- una extensión natural de sus obligaciones como mujeres, y por tanto una preparación adecuada para el futuro, incluso en condiciones que vulneran sus derechos.
Reivindicar el trabajo doméstico remunerado en sus justos términos es una tarea impostergable para el país, ya que la democratización de la sociedad no sólo debe incidir en el ámbito público, también en el privado. Detrás de la puerta de cada hogar se encierra un mundo de desigualdad y explotación de la fuerza de trabajo de las mujeres, finalizó la diputada perredista.
Más noticias de esta edición