__Nov 16 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


¡RECUERDEN EL ÁLAMO!

Lecciones de historia para el Tri en el Alamodome. Estados Unidos emplea la misma fórmula para derrotar 2-0 a México en amistoso

2015-04-15 23:56:55.-
El Álamo, alguna vez sede de una de las batallas más sangrientas de la historia en la guerra entre Estados Unidos y México, que se disputaban Texas. El destino y su irónico sentido del humor quiso que la Selección Mexicana volviera a tener una lección de la misma historia y sí... ante su eterno rival.
El Tri volvió a vivir su pesar técnico, táctico y en el marcador ante Estados Unidos; fue un 2-0 que aparece ya en las páginas de la historia contemporánea, de hexagonales o de amistosos, los de las Barras y las Estrellas tienen tomada la medida y se aprovechan de un rival que nunca aprende de su historia, ni de sus propios errores.
Los dirigidos por Jürgen Klinsmann pasaron algún contratiempo en la primera mitad. El dueño de casa, que por fin logró una buena parcialidad ante su vecino del sur en el Alamodome de San Antonio, extendía sus líneas y aprovechaba el talento de Diskerud, un verdadero espectáculo en Texas. Por su parte, los de Miguel Herrera apenas si podían rebasar la media cancha con balón controlado y ni se diga pisar tres cuartas partes de la cancha.
A pesar de la diferencia del talento, el encuentro presentó mucha intensidad y paridad en el primer tiempo. Flores y Velarde no tenían tiempo para subir a línea de fondo pero sí mandaban balones peligrosos, uno a Eduardo Herrera quien de media vuelta pudo abrir el marcador. Carlos Esquivel también se vio activo con tiros desde fuera del área.
Para el complemento se vino la cascada de cambios en los dos conjuntos, aunque fue el conjunto de Miguel Herrera el que más se desdibujó en el campo. Apenas tres minutos después de la reanudación, Jordan Morris, jugador en la línea de lo amateur-profesional, luchó y mordió un balón a la zaga mexicana y fusiló a Cirilo Saucedo para abrir el marcador.
México desapareció a partir de este instante. Luis Montes mostró cierta gallardía en el medio campo pero su nivel le impidió inquietar a los estadounidenses. Un recién ingresado Juan Agudelo puso el segundo a los 71 con un tiro desde fuera del área que contó con complicidad de Cirilo Saucedo. Estados Unidos ya tenía ganado el Clásico de la Concacaf desde hacía minutos, solamente faltaba la cereza en el pastel: el típico 2-0 a sus odiados rivales, incluso ya cuando los locales se habían dado el lujo de sacar a Diskerud, su mejor hombre en el campo.
El Tri no está para armar dos selecciones, como conclusión de este encuentro amistoso. La Copa Oro se avecina, certamen en el que probablemente estos dos combinados se reencuentren sobre la cancha, sin importar que varios mexicanos de los que tuvieron actividad este miércoles probablemente no asistan al torneo. Así como la batalla del Álamo fue una victoria militar para México pero un triunfo moral para los Estados Unidos, el reto de Miguel Herrera será tener presente esta noche para cuando sea el momento de reencontrarse con los de Klinsmann en Copa Oro. Una derrota en San Antonio, ¿quizás una victoria moral a la postre? ¡Remember The Alamo!
Más noticias de esta edición