__Sep 18 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


EL ENSAMBLE DE ARPAS DE LA ORQUESTA ESCUELA CARLOS CHÁVEZ INTERPRETARÁ SONES CALENTANOS Y JAROCHOS

Se trata de un ejercicio artístico académico en el que los arpistas de la OECCh conjugarán su talento con el Conjunto de Arpa Grande del Altiplano

2015-04-16 23:19:32.-
A decir del arpista de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), Baltazar Juárez, el arpa es uno de los instrumentos más difíciles y complejos de ejecutar, cuyo repertorio no es tan amplio. Sin embargo, ha evolucionado en el ámbito sinfónico y el que proviene de la música tradicional o folclórica es invaluable.
Como maestro de la Academia de Arpa de la Licenciatura Instrumentista del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM) Baltazar Juárez presentará con sus alumnos un recital de la especialidad con sones jarochos y calentanos, además de obras sinfónicas, y se realizará este viernes 17 de abril, a las 19:00 horas, en el Centro Cultural Casa del Tiempo de la Universidad Autónoma Metropolitana.
Se trata de un ejercicio artístico-académico, donde los miembros del Ensamble de Arpas de la Orquesta Escuela Carlos Chávez además de interpretar obras de Enrique Granados, Alfredo Rolando Ortiz, Marcel Tournier, Mario Ruiz Armengol y Lorenzo Barcelata, entre otros compositores, conjugarán su talento con el Conjunto de Arpa Grande del Altiplano para interpretar La Torbellina, La Malagueña Curreña, El Llanto y El Ratón, sones al estilo de Tierra Caliente, Michoacán y de la zona del Sotavento (sones jarochos).
El objetivo de este concierto es mostrar la variedad sonora de las arpas, el cual se define por la forma en la que son construidas. En el caso de las utilizadas para el repertorio sinfónico su estructura está integrada por una caja sonora más amplia, su cuerpo cuenta con más de 2 mil partes movibles –mecanismo– que permiten ejecutar las alteraciones a las notas (sostenidos o bemoles) y las cuerdas son de tripa de carnero; mientras que las utilizadas para interpretar sones calentanos (arpa grande) son de sonido más brillante y cuentan con una caja de resonancia más grande –como si fuera un barril– y las cuerdas son de nylon; en las destinadas a los sones jarochos, su trino (adorno musical que consiste en una rápida alternancia entre dos notas adyacentes) es más agudo, explicó.
Sobre el repertorio, el arpista dijo que la razón de hacer un concierto tan variado se suscribe al perfil del plan académico de la licenciatura que ofrece el Sistema Nacional de Fomento Musical a las nuevas generaciones de instrumentistas. Además de hacerlo 100 por ciento práctico, también el objetivo es formar músicos con competencias integrales, en las que no sólo interpreten repertorio sinfónico, también tradicional.
Por otra parte, dijo que la interpretación y divulgación de los sones tradicionales es de suma importancia para la preservación de este género conformado por rasgos españoles, indígenas y africanos, cuyo primer mestizaje musical y poético se dio a partir del canto llano y los villancicos utilizados en el teatro de evangelización.
Dentro de las actividades que la Orquesta Escuela Carlos Chávez tiene programadas para este mes se encuentra el Recital de Contrabajo, que tendrá lugar el sábado 18 de abril, en el Centro Cultural Casa del Tiempo; el domingo 19, la Orquesta Escuela Carlos Chávez se presentará en el formato sinfónico en el Auditorio Blas Galindo del Cenart, bajo la dirección de Antonio Lopezríos; y el 28 de abril participará en el Concierto de Clausura del Curso de Dirección Orquestal, conducido por Kenneth Kiesler y asistido por Alondra de la Parra, en el Auditorio Silvestre Revueltas del Conservatorio Nacional de Música.
Toda la programación es de entrada libre. Para mayores informes consulte cartelera en http://fomentomusical.conaculta.gob.mx
Más noticias de esta edición