__Sep 20 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


HOMICIDIO DEL JOVEN RICARDO CADENA EN SAN PEDRO CHOLULA, PUEBLA, DEBE SER ESCLARECIDO A LA BREVEDAD: ROXANA LUNA PORQUILO

Falleció por un tiro en la nuca que se intenta justificar con un forcejeo en el marco del cumplimiento de la llamada Ley Graffiti, que ha sido señalada por artistas y activistas como un ejercicio de criminalización y limitación de la libertad de expresión

2015-05-07 00:00:47.-
El homicidio del joven Ricardo Cadena Becerra cometido en la madrugada del domingo 3 de mayo del año en curso por el subdirector de Seguridad Pública Municipal de San Pedro Cholula, Puebla, Jair Mothe Hernández, no tiene justificación y debe ser esclarecido a la brevedad.
Ricardo Cadena, su hermano Jonathan, de 15 años, y su amigo Heriberto, salieron el pasado domingo 3 de mayo del bar familiar El recuerdo, ubicado en el barrio de Santiago de San Pedro Cholula. Sobre las dos de la mañana, los tres se encontraban caminando hacia la carretera cuando dos camionetas de la policía municipal se les acercaron, situación que Jonathan y Heriberto señalan, les asustó, por lo que salieron corriendo y comenzaron a ser perseguidos por los elementos policíacos.
Heriberto y Ricardo corrieron hacia la calle Luis N. Morones a un costado del bar El recuerdo. De acuerdo con las declaraciones de Heriberto, quien en algún momento de la carrera quedó detrás de Ricardo y del policía, pudo ver cómo sin pedirle que se detuviera, Jair Mothe, disparó a su amigo.
Ricardo Cadena falleció por un tiro en la nuca que se intenta justificar con un forcejeo en el marco del cumplimiento de la llamada Ley Graffiti,que es una reforma al Código Penal aprobada a principios de marzo de este 2015, que establece condenas de hasta cuatro años de cárcel a cualquier persona que sea sorprendida pintando inmuebles públicos e históricos, y que ha sido señalada por artistas y activistas como un ejercicio de criminalización y limitación de la libertad de expresión.
Ningún arma se dispara sin querer y ningún crimen debe quedar impune. Este homicidio no sucede en el vacío, sino que forma parte de un contexto en el estado de Puebla que ha tenido a criminalizar a posibles víctimas, a eliminar cualquier responsabilidad por parte de las autoridades sobre los abusos cometidos y a deshumanizar la labor policial.
Un marco legal arbitrario, violatorio de derechos humanos y que es incapaz de garantizar una acción policial propia de un estado democrático de derecho, es hoy en día la realidad de Puebla.
En este sentido, me sumo a la exigencia de justicia y condeno los lamentables hechos que condujeron a su muerte.
Resulta urgente que la investigación del caso esclarezca la muerte de Ricardo Cadena y todas las responsabilidades por la misma, sin los cierres en falso, las dilaciones y las manipulaciones a las que nos tienen acostumbrados.
De igual forma, la Comisión Estatal de Derechos Humanos debe atraer el casi y realizar las investigaciones correspondientes de las supuestas violaciones a los derechos humanos cometidas contra los jóvenes.
Este crimen, así como otras graves denuncias de tortura contra la policía de San Pedro Cholula, deben ser esclarecidas y los responsables deben rendir cuentas.
Más noticias de esta edición