__Sep 18 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


MOVIMIENTO DE LEGISLADORES PERREDISTAS Y LA SOCIEDAD CIVIL AHOGÓ INICIATIVA PRIVATIZADORA DEL GOBIERNO FEDERAL: ALEIDA ALAVEZ

Advirtió que están alertas ante cualquier intento de subirla en un periodo extraordinario de sesiones después del proceso electoral

2015-05-25 22:50:41.-
Al señalar que el movimiento de legisladores de izquierda y de la sociedad civil ahogó la iniciativa peñista que pretendía privatizar el agua y la ignoraba como un derecho humano, la vicecoordinadora del GPPRD, Aleida Alavez Ruiz, confió en que el PRI no la subirá en un periodo extraordinario porque ya fue devuelta a comisiones.
Al participar en el foro Problemática y Futuro del Abasto de Agua en la Zona Oriente de la Ciudad de México, Tláhuac, Iztapalapa, Xochimilco, realizado este fin de semana en el bosque de Tláhuac, Alavez Ruiz advirtió que de todas maneras están alertas ante cualquier intento de la Comisión de Agua y Saneamiento de querer presentar el dictamen que ya fue rechazado al concluir el próximo periodo electoral.
Ante académicos de diversas casas de estudios del país, la legisladora recordó que fuimos muchas y muchos quienes levantamos la voz para denunciar el grave atropello cometido por las comisiones de Agua y Saneamiento y la de Recursos Hidráulicos al olvidar las propuestas construidas por diversas organizaciones de la sociedad civil que consideran al agua como un derecho humano.
Explicó que el dictamen que se pretendió aprobar los últimos días del último periodo ordinario de sesiones de la LXII legislatura, no creaba disposiciones jurídicas inspiradas por el sentir del pueblo, sino que se apoyaba de quienes cabildearon la reforma energética y quienes se han adueñado de la política hídrica del país en beneficio propio.
Agregó que el verdadero espíritu que se refleja en su intento de ley es la privatización disfrazada, la apertura indiscriminada al gran capital de las funciones esenciales del Estado, la carencia de una política pública coherente y con sentido social. Creen que es innecesaria la participación ciudadana.
Detalló que la propuesta peñista abre a la participación privada por la vía de la concesión todos los procesos posibles de manejo y gestión del agua, pues incluye la extracción, captación, conducción, potabilización, distribución, suministro, tratamiento, recolección, disposición, desalojo, medición, determinación, facturación y cobro de tarifas.
En dicho dictamen, abundó, se establece la forma que la Conagua quiere controlar los recursos federalizados para los gobiernos municipales y de las entidades federativas, puesto que los obliga a suscribir un convenio de adhesión en el que el órgano estipulará las cláusulas que contendrán las condiciones y obligaciones sobre las que se suscribirá dicho convenio y los organismos operadores solamente podrán firmarlo sin poder proponer y mucho menos hacerle modificaciones o cambios.
Indiscutiblemente, dijo, los efectos que este dictamen traería a la Ciudad de México no son menores. Actualmente, el gobierno del Distrito Federal permite la participación privada en la administración del agua, para el caso de la medición, facturación y cobro domiciliario; sin embargo, la Conagua, al concesionar todo el proceso de manejo del agua por la vía de los trasvases implicará la elevación de las tarifas hasta en un 300% que tendrá que pagar el consumidor.
Más noticias de esta edición