__Sep 18 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


CON RECORTES AL PRESUPUESTO AGROPECUARIO NO SE LOGRARÁ SOBERANÍA ALIMENTARIA NI DISMINUIRÁ LA POBLACIÓN CON HAMBRE

El actual gobierno regatea recursos al sector rural en mayor medida de lo que reconoce, con lo cual genera mayor confusión sobre su incumplimiento

2015-05-29 22:04:13.-
El gobierno de Enrique Peña Nieto parece empecinado en aumentar la pobreza y el número de mexicanos con hambruna, pues en lugar de aumentar el presupuesto para elevar la productividad del sector agropecuario para abatir ambos flagelos, como se comprometió, lo disminuye incluso en más de lo que reconoce.
Por lo anterior, diputados del GPPRD le demandaron aumentar los recursos destinados a dicho sector para cumplir los objetivos plasmados en el Programa Sectorial de Desarrollo Agropecuario, Pesquero y Alimentario 2013-2018, entre ellos garantizar la seguridad alimentaria y reducir la pobreza en el campo.
Encabezados por su coordinador, Miguel Alonso Raya, los legisladores recordaron que en el mencionado Programa Sectorial, el actual gobierno se propone elevar la productividad, competitividad, rentabilidad y sustentabilidad para alcanzar el máximo potencial del agro y garantizar la seguridad alimentaria.
Por eso, le reiteraron, a través de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), que no es con recorte de presupuestos como se incrementará la producción agroalimentaria, generar empleos, combatir la pobreza y abatir el hambre en el país, sino con más inversión.
José Antonio León Mendívil, Amalia García Medina, Lizbeth Rosas Montero, Fernando Belaunzarán Méndez, Gloria Bautista Cuevas, Graciela Saldaña Fraire y Lourdes Amaya Reyes señalaron que esta administración se comprometió a elevar la participación de la producción nacional en la oferta total de granos y oleaginosas del 58 al 75 por ciento para 2018.
Específicamente, se propuso producir ocho millones de toneladas de granos y oleaginosas adicionales (maíz, frijol, trigo, arroz, sorgo y soya), con lo cual la producción nacional pasaría de 22 millones de toneladas en 2011 a 30 millones en 2018.
Sin embargo, el 30 de enero pasado, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció un recorte al presupuesto de programas prioritarios de Sagarpa por siete mil 188 millones de pesos -como parte del recorte al presupuesto federal por 124 mil 300 millones de pesos-, equivalente al 7.8 por ciento, según dijo.
A cuatro meses, la Sagarpa no ha informado cuáles serían los programas afectados ni cuál sería el impacto en metas, objetivos y estrategias.
A mayor confusión, la SHCP afirmó recientemente en sus Precriterios de Política Económica que el ajuste en 2015 para los programas prioritarios de Sagarpa fue de 16 mil 314 millones de pesos, es decir, casi 20 por ciento menos, lo que contradice la cifra anterior de 7.8 por ciento.
Esto implica una afectación más grave de lo originalmente reconocido por el gobierno a programas como el de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria, Productividad y Competitividad Agroalimentaria e Integral de Desarrollo Rural, los cuales fueron abatidos en 64.3, 30 y 18.5 por ciento, respectivamente.
En realidad, lo que hace la SHCP es, primero, disminuir arbitrariamente el presupuesto autorizado por la Cámara de Diputados y, luego, sobre esa disminución hace otra. Ante la opinión pública, sólo reconoce esta última.
Por eso no es de extrañar el desastre medioambiental, productivo y social en que se encuentra el medio rural mexicano: los recursos desinados al mismo fueron manipulados indebidamente por el actual gobierno.
Aquí necesitamos no recortar presupuestos sino meterle más dinero al sector social y a los sectores prioritarios, si es que queremos tomar en serio las políticas para incrementar la producción agroalimentaria, la generación de empleos, el combate a la pobreza y el logro de metas y objetivos del Programa Sectorial agropecuario.
Con base en lo anterior, los legisladores encabezados por Alonso Raya solicitaron a la Sagarpa, mediante una propuesta de punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, informe con precisión de cuánto fue el recorte a su presupuesto en relación a lo aprobado por la Cámara de Diputados, cuáles fueron los programas afectados, y cómo se afectan las metas y objetivos con miras al 2018.
Más noticias de esta edición