__Nov 15 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


La diversidad cultural de México es el tesoro para reestructurar el tejido social: Alejandra Frausto

La directora general de Culturas Populares planteó cuatro principios para los programas públicos

2015-06-04 01:09:55.-
Con el propósito de reflexionar y dialogar sobre el papel de la cultura como herramienta de desarrollo e integración social, especialistas internacionales y nacionales participaron en el encuentro Cultura, Paz e Integración Social, organizado por la Universidad del Claustro de Sor Juana, con apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).
En la primera mesa de análisis participaron Alejandra Frausto, titular de la Dirección General de Culturas Populares del Conaculta, el filósofo Ricardo Forster y Lucina Jiménez, directora del Consorcio Internacional Arte y Escuela, AC (Conarte); Arturo Martínez Núñez, secretario de Cultura de Guerrero.
En su oportunidad, Alejandra Frausto Guerrero se refirió a la cultura como elemento de cohesión social e indicó que cuando se busca citar una política pública siempre viene la pregunta de cuál es el diagnóstico, cuyo principio fundamental está en la comunidad.
La diversidad cultural de este país es el tesoro a partir del cual podemos volver a rearmar el fragmentado tejido que vemos ahora. Hasta el momento no he encontrado un lugar donde diga aquí no hay nada o no hay manera de hacer algo. Se ha observado que en lugares donde hay situaciones de violencia o marginación tremenda hay patrimonio cultural, costumbres, maestros y sobre todo cientos de niños y jóvenes.
La titular de la DGCP expuso cuatro principios para los programas públicos: Transformar el espacio público como un lugar de interacción comunitaria; combate al miedo y la recuperación de la confianza; atención a jóvenes en situación de riesgo, y fortalecer la dignidad identitaria y la economía familiar.
Al hablar del combate al miedo y la recuperación de la confianza, señaló que el miedo es una fuerza implacable que mantiene a las comunidades retraídas. Tenemos que fortalecer la naturalidad y reconocer al país por lo que sí es, porque cada lugar o parte de las comunidades son lugares vitales.
El combate al miedo empieza con lo más cercano: la confianza entre autoridades culturales y autoridades policiales, siempre estamos en ámbitos separados y hay que unirnos, mencionó.
Respecto a la atención de jóvenes en situación de riesgo, precisó que la obligación como programa cultural es dar una alternativa. Hay tantos problemas como desafíos, creo que es importante el involucramiento real de los gobiernos locales –estatales- y vean a la cultura como una estrategia, no como un adorno, puntualizó Alejandra Frausto.
Por su parte, la directora del Conarte, Lucina Jiménez, expuso que actualmente en México hay problemáticas a las cuales las políticas públicas, actores sociales, organizaciones culturales y artistas están obligados a responder.
Indicó que parece ser que actualmente la sociedad se debate entre la incertidumbre y una ausencia de formación ciudadana en el terreno de noción, diálogo, participación social, política del reconocimiento y ejercicio de la diversidad y ciudadanía que vaya más allá del voto.
Pareciera que hoy la humanidad está respondiendo a las crisis sociales y a los intereses del poder desde un escenario donde la conflictividad social se divide en territorios de odio, intolerancia, rechazo, enojo y confusión, entre venganza y justicia, que creo son elementos tensionantes que hoy en día deberían estar formando parte de nuestros quehaceres, comentó.
Al referirse al trabajo que ha realizado Conarte en casi 10 años de existencia, comentó que la asociación colocó como elemento central el cuerpo, porque constituye un territorio que expresa la síntesis de la manera como uno se piensa así mismo y en el mundo. Es colocar al cuerpo como un elemento central de la constitución identitaria de cualquier persona.
Expuso que la educación en arte no tiene bandera blanca. Debe haber una intencionalidad para que esa educación sea transformadora y construya ciudadanía, capacidades para que el acto artístico no sea solamente un episodio efímero en su vida, sino que sea estructurante de una capacidad de ejercer la vida en un contexto donde eso no va a ser determinante.
En tanto, Martínez Núñez, secretario de Cultura de Guerrero, destacó que la cultura es una herramienta poderosa con la que se regenera el tejido social.
A partir de la cultura se puede tener comunidad y espacios de paz y diálogo; se pueden generar economía locales y a partir de ella procesos comunitarios e identitarios. La cultura sirve para unir, reconstruir, dar los primeros auxilios cuando una sociedad sufre y se desangra, pero hay que ser cuidadosos con la autocomplacencia, de convivir, vivir y producir junto con el desarrollo social, la educación y la salud, expresó.
El evento se realizará los días 4 y 5 de junio y se dan cita destacados especialistas, funcionarios y académicos de diversos países y un número similar de participantes de México.

Para consulta del programa de mesa visite: http://www.ucsj.edu.mx/index.php/8-principal/225-la-universidad-del-claustro-de-sor-juana-organiza-el-encuentro-cultura-paz-e-integracion-social.
Más noticias de esta edición