__Nov 14 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


MORDIDA A MEDIAS

Veracruz tuvo al líder arrodillado, pero obtiene solamente una ventaja de 1-0 ante Pumas en la ida de los Cuartos de Final en el Apertura 2015

2015-11-26 23:27:51.-
La espera no fue larga, solamente de seis meses.Veracruz regresó a una Liguilla en el Apertura 2015, Fiesta Grande en el Puerto por segunda vez consecutiva. Carnaval en otoño, pero que le faltó ese algo para redondear una noche perfecta.
El Veracruz sudó, corrió, luchó y sí, ganó. No obstante, los Tiburones Rojos tuvieron la oportunidad de finiquitar la dura serie ante el líder Pumas desde este jueves en el Estadio Luis Pirata Fuente. Los escualos tomaron al mejor equipo del Apertura 2015 en sus puños, pero apretaron tan fuerte que los universitarios se escurrieron. El 1-0 a favor de los locales deja todo en suspenso.
Por lo menos en lo numérico, Pumas es el equipo más temible en la Liguilla. Lejos de tomar su papel de víctimas perfectas el Veracruz plantó cara a los dirigidos por Guillermo Vázquez. La noche más angustiante en las carreras de los elementos locales, quizás también la que más adrenalina de por medio había bajo el calor y la humedad de Boca del Río, aliados de los dirigidos por Carlos Reinoso quienes tendrán que enfrentar en contraparte la altura del Distrito Federal en la vuelta.
La cédula afirma que Pumas se presentó a jugar este jueves en el coloso del Fraccionamiento Virginia, pero lo cierto es que el líder nunca apareció. Los Jarochos dieron un paseo rotundo al mejor conjunto de la Fase Regular, a base de esfuerzo y desgaste físico. Emmanuel García no dejó aparecer al letal Fidel Martínez mientras que la movilidad del ataque rojo mantuvo muy ocupado a Alejandro Castro.
El anticipo del Carnaval llegaría apenas a los 7 gracias a un mal cálculo de Josecarlos Van Rankin que le abrió la puerta a un agrandado Daniel Villalva, quien se elevó como si quisiera alcanzar una nube en el cielo porteño para rematar de cabeza y abrir el marcador.
Albín, el propio Villalva, Furch, incluso Meneses, Veracruz tocó a puerta una y otra vez, ya sea por tiros de media distancia, cobros de falta, cabezazos, errores rivales; nada funcionaba. Furch tuvo en su testa la oportunidad de extender el marcador en una de las ya legendarias tácticas del Maestro Reinoso a saque de banda, pero sin éxito. Mientras, el conjunto más goleador del Apertura ni siquiera encontraba forma de poner el balón en el área que defendía Sergio García, hay testimonios no confirmados que señalan la presencia de Eduardo Herrera en la primera mitad.
Con el paso de los minutos, el 1-0 en contra no disgustaba a la visita. Los de la UNAM intentaron bajar las revoluciones para el segundo tiempo. El oficio, ese que prácticamente no apareció en las 17 jornadas tuvo que venir al rescate de Pumas. La verticalidad, la agresividad quedaron de lado para dar paso a la tranquilidad frente a un tiburón que merodeaba la balsa en busca de un paso en falso para prender al felino en el mar rojo.
Las oportunidades y las ganas siguieron del lado de los escualos, quienes 20 minutos antes del silbatazo final se notaban con un cansancio abismal y a nada de ser absorbidos por el césped, pero con el corazón como motor y el gusano de no mostrar en el marcador la superioridad ante los capitalinos. Meneses desaprovechó dos tiros libres que pusieron a trabajar al portero Palacios y también la polémica apareció cuando el árbitro Fernando Guerrero perdonó un penal a Pumas sobre el final del encuentro.
Perder nunca es bueno, pero dadas las circunstancias del partido, Pumas hizo quizás el negocio del año, sin importar que por primera vez su altamente efectiva ofensiva no consiguiera anotar en el Apertura. Buscará venganza este domingo, a 280 kilómetros de distancia y, sobre todo, a 2300 metros más de altura.
Más noticias de esta edición