__Sep 22 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


RECUERDAN EL HUMORISMO Y LA TRAYECTORIA DE LA ACTRIZ ARGENTINA NINÍ MARSHALL, EN LA CINETECA NACIONAL

La guionista creó entre 25 y 30 personajes, entre éstos Cándida y Catita y participó en 37 películas

2016-08-04 01:41:42.-
La actriz, guionista, humorista y periodista argentina Niní Marshall (Buenos Aires, 1903– id, 1996), quien llegó a México en 1949 para protagonizar aquí su primera cinta Una gallega en México, del director Julián Soler, fue recordada en la Cineteca Nacional la tarde de este martes 2 de agosto.
En la charla Niní Marshall: una gallega argentina en México, la cual se realizó en la Galería del complejo cinematográfico de la Secretaría de Cultura, el subdirector de Documentación y Catalogación de la Cineteca Nacional, Raúl Miranda López, mencionó que Mujeres que trabajan (1938) fue la primera película en la que participó, de un total de 37 cintas (28 en Argentina, ocho en México y una en España).
Admitió que a pesar de haber sido una gran artista, cuya presencia fue fundamental tanto en su país de origen como en México, Nini Marshall es una actriz cómica olvidada, pese a que gracias a ella las mujeres incrementaron su participación en el séptimo arte.
Raúl Miranda López agregó que Marshall inició su carrera como crítica de espectáculos en revistas de farándula y en la radio, donde imitaba a grandes estrellas del mundo del espectáculo.
Refirió que en 1949, cuando llegó a México -después de hacer 20 películas en Argentina- para protagonizar Una gallega en México, del director Julián Soler, la cinta tuvo un enorme éxito debido a que su popularidad en América Latina ya estaba consolidada.
El especialista dijo que se trataba de una época en la que la escena del cine cómico mexicano ya contaba con la presencia de grandes actrices, como Sara García, Delia Magaña, Amelia Wilhelmy, Dolores Camarillo Fraustita, Famie Kauffman Vitola, Consuelo Guerrero de Luna y Blanca de Castejón.
Raúl Miranda destacó que Niní Marshall creó entre 25 y 30 personajes, destacando dos: Cándida, una sirvienta gallega, humilde y popular, y Catita, una joven de origen italiano que tenía malos modales a pesar de sus intentos por parecer elegante y que quería ser rica a cualquier costo.
El subdirector de Documentación y Catalogación destacó que Marshall grabó en México ocho películas, entre 1949 y 1955, mientras que en Argentina hizo 13 con la productora cinematográfica que la llevó a la fama: Argentina Sono Film, además de que sus productores de cabecera fueron Luis César Amadori y Manuel Romero, con quienes realizó ocho películas, con cada uno.
Mencionó que fue por su trabajo cinematográfico que Marshall se volvió rica, compró diversas casas e incluso realizó diversas giras por Chile, Colombia, Perú, Cuba, Venezuela y Estados Unidos.
En la plática el público observó carteles de sus películas, entre ellos el de Cándida, Hay que educar a Niní, Luna de miel en Río, Cándida millonaria, La mentirosa, Carmen, Cándida la mujer del año, Mosquita muerta, Navidad de los pobres y Mujeres que bailan.
Sobresale la que grabó en 1949 en España: Yo no soy la Mata-Hari, comedia que narra una serie de líos que le suceden a Niní antes de convertirse en espía durante la Segunda Guerra Mundial.
Además de ver fotografías y fragmentos de sus cintas, entre otras Mujeres que trabajan, Carmen y Una gallega en México, y conocer algunas de sus frases icónicas: De cuerpo presente, Entre paréntesis y Vengo a ganar 40 pesos, casa y comida salida los domingos.
Más noticias de esta edición