__Nov 15 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


Lamenta México lo sucedido a Evo Morales; deben respetarse los derechos internacionales

Actitudes de Francia y Portugal ponen en riesgo la seguridad de jefes de Estado, consideraron en San Lázaro.

2013-07-03 22:11:28.-

Por: Ciro Pérez y Elizabeth Velasco C.

México, DF. El gobierno de México lamenta el incidente el en el que se vio involucrado el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, en su traslado de Rusia a su país de origen y desea que tenga un arribo seguro en La Paz, en las próximas horas.

En un comunicado de la cancillería, el gobierno mexicano refrenda su convicción de que deben respetarse los principios de derecho internacional y la buena práctica diplomática entre los Estados, como de la inmunidad de jurisdicción de que goza un Jefe de Estado.

La Secretaría de Relaciones Exteriores señala que ha expresado esta posición al gobierno de Bolivia.

Previamente, la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, la perredista Aleida Alavez Ruiz, demandó al gobierno federal que elevara una enérgica protesta ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) por el trato indignante que Francia y Portugal dieron al presidente bolivano.

Ambos países negaron permiso al avión en donde viajaba Morales Ayma para cruzar su espacio aéreo, ante la posibilidad de que se encontrara a bordo el ex agente de inteligencia estadunidense, Edward Snowden, quien ha difundido documentos sobre el espionaje que realiza su país, motivo por el cual requirió asilo político a varios países.

El presidente Evo Morales dijo que Bolivia podría otorgárselo.

En un posicionamiento, Alavez afirmó que actitudes como las de Francia y Portugal, ponen en riesgo la seguridad de los jefes de Estado, ya que el avión presidencial tuvo que ser desviado a Austria. Ante ello, insistió, México debe solicitar la urgente intervención de Naciones Unidas para impedir que actos como éste se repitan.

La perredista afirmó que la política exterior de México enfrenta una crisis generada por 12 años de gobiernos panistas.

Ahora toca al representante ante la ONU, Jorge Montaño, la tarea inmediata de volver a darle presencia a nuestro país y a la región latinoamericana en el concierto de las naciones.

Recordó que, por tradición, la política exterior mexicana ha abanderado causas justas en los órganos internacionales, y ese liderazgo perdido en las dos últimas administraciones debe recuperarse.

En concordancia con esa política trunca a partir de 2006, México debe presentar una protesta enérgica ante la ONU por el trato dado al presidente boliviano, reiteró.

Más noticias de esta edición