__Nov 14 de 2018

Otra lindura más del PRI


RESPUESTA FISCAL


NUEVO LOOK


DESPIDOS EN PEMEX


HIJOS DE LA MALA VIDA


YA VALIÓ


UNA VIDA EN LA DANZA, RECONOCIMIENTO DEL CONACULTA A BAILARINES, COREÓGRAFOS, PROMOTORES E INVESTIGADORES

Entregan medallas y reconocimientos a 21 personajes

2014-08-06 23:54:49.-
Este 2014 el homenaje Una vida en la danza se reconoció a 21 personajes que han contribuido al desarrollo de esta manifestación artística, como bailarines, coreógrafos y docentes, pero también músicos, promotores e investigadores.
Durante la ceremonia, organizada por el Conaculta y el INBA, a través del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón, se rindió un homenaje, con una gala de danza y la entrega de reconocimientos y medallas.
Laura Casas, Guillermo Maldonado y Asunción Sánchez, fueron reconocidos en el ámbito de danza clásica; Beatriz Juvera, Anadel Lynton, Jesús Romero y Alejandro Schwartz en danza moderna-contemporánea, mientras que en danza folclórica se distinguió a Socorro Chapa, Manuel Lome y Juan Praga, y en danza española a Martín Cruz y Raquel Ruiz.
También se entregó un reconocimiento especial al creador de música para danza Joaquín López Chas y al promotor cultural Ignacio Toscano.
Este año además se entregaron reconocimientos In memóriam a Gerardo Delgado en danza contemporánea, Roberto Valllejo y Álfonso Ávila, El Jalisco, en danza folclórica, y al cubano Fernando Alonso en danza clásica.
Pero además se rindió homenaje In memóriam al fotógrafo e investigador Tonatiuh Gutiérrez, al compositor Mario Kuri y al compositor y escenógrafo Eduardo Lemus, recientemente fallecidos.
El subdirector general de Educación e Investigación Artísticas del INBA, Jorge Gutiérrez, destacó que el objetivo de este homenaje es reconocer a quienes han contribuido al desarrollo de la danza en México y han dejado huella por su brillante desempeño en esta rama artística.
Mediante esta ceremonia el INBA festeja a quienes con su talento y su trabajo, han logrado que la danza sea en nuestro país una manifestación dinámica y propositiva y que se haya constituido en una actividad que influye en la vida cultural y social de los mexicanos, además de tener una destacada proyección internacional.
Por su parte, Elizabeth Cámara, directora del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de la Danza José Limón, apuntó que se trata de la quinta edición en la segunda época de este homenaje, luego de suspenderlo durante algunos años y fuera retomado en 2010, en favor de la memoria dancística de México.
El objetivo, dijo, es rendir tributo a quienes con su labor, logros y trabajo diario han dado rumbo, dejado frutos y profunda huella en favor del gremio dancístico, en sus respectivas comunidades y espacios de trabajo, es lo que impulsa y da sentido a este homenaje Una vida en la danza.
Destacó que se trata de una fiesta que convoca a importantes figuras que han hecho danza en escenarios, salones de clase, atrios de iglesia, tablaos, salones de baile o al aire libre, en un acto incluyente y cariñoso para quienes han dedicado su vida y rumbo, al mismo tiempo que su labor, en favor del desarrollo de la danza.
En la ceremonia, donde se entregaron los reconocimientos y medallas, los festejados y el público general disfrutaron de una gala de danza que inició con la presentación del ballet Romeo y Julieta (pas de deux), a cargo de la Compañía Nacional de Danza.
La danza contemporánea estuvo presente con la pieza El asesino amenazado, de la compañía Lagú Danza Escena Contemporánea y el ritmo lo puso la bailaora Érika Suárez, quien acompañada al cante por José Miguel Moreno y en la guitarra José Jiménez, interpretó la coreografía Por soleá.
El homenaje Una vida en la danza, además de esta ceremonia, incluye la edición de un libro donde se presentan semblanzas, entrevistas e investigaciones sobre los homenajeados, a fin de conocer su contribución e incrementar el acervo sobre el quehacer dancístico en México.

Más noticias de esta edición